Imprimir Letra M para Recortar Colorear

Aunque cada niño tiene su propio ritmo y tiempo de aprendizaje es muy diligente ir enseñándoles las letras desde muy temprana edad. Generalmente los niños aprender a leer alrededor de los seis años, pero actualmente se puede apreciar que muchos niños aprenden a leer antes de los seis años gracias a un temprana estimulación e introducción a la lectoescritura. Si les vamos explicando a los niños sobre las letras, les cantamos el abecedario, o les damos recortes de la letra m por ejemplo, estos van familiarizándose, de manera que al momento de comenzar a enseñarles a leer y escribir estos ya tienen una idea de la enseñanza que se les imparte.

No hablamos de crear niños precoces cuando notamos el hecho de que perfectamente pueden aprender a leer antes de los seis años, incentivarlos y estimularlos con recortes de la letra m para pegar, (siguiendo con el mismo ejemplo), los ayuda en el desarrollo de su proceso cognitivo, jugando con estos recortes obtendrá la experiencia a través de la cual se obtiene una mayor comprensión de las cosas, es decir, que cuando el niño vea recortes de la letra m recurrirá a su memoria y ya sabrá que la “m” con la “a” suena “ma” por lo que le será más fácil unir las silabas que componen las palabras.

Pero el hecho de que un niño aprenda a leer, es un tema que puede generar muchas interrogantes. La interrogante más destacada en este tema es si ¿Un niño de 4 años tiene la suficiente madurez para procesar la información que lee y saber interpretar su significado? La respuesta a este enigma es que la madurez es algo variable en cada niño, y los que están preparados para leer son aquellos niños que al ver sus recortes de la letra m para pegar comienza a preguntar sobre esta y las unen con los recortes de sus otras letras, también se interesan en los carteles con letras que ven, y para continuar con el mismo ejemplo si ven un cartel con palabras que contengan la letra m, enseguida recordara sus recortes de la letra m y unirán las silbas componiendo sus propias palabras.

En el caso contrario están los niños que no les atraen en lo absoluto las letras, que ni por muy vistosos y llamativos que sean los recortes de la letra m para pegar no les interesa en lo absoluto, por lo que cuesta mucho que estos asimilen la información, para estos las palabras son algo abstracto que no les entusiasma y prefieren tareas que impliquen mayor actividad física.

En todo caso ya sea que tengamos niños que busquen las letras, que con los recortes de la letra m, les agreguen otras y armen palabras, o que tengamos niños que prefieran jugar antes que usar sus recortes de la letra m para pegar, lo pertinente es insistir en incentivar su raciocinio con actividades que les sean llamativas y fáciles de manejar para que estos mantenga su interés.

En el caso de los niños que quieren saber más y más sobre las letras conviene trabajar con recortes de todas las letras y explicarles sus sonidos, al interesarle instintivamente comenzara a comprender la composición de la palabra.

Para los niños a los que no les interesan las letras lo adecuado es usar métodos especialmente diseñados para captar y mantener su atención, por ejemplo trabajar con recortes de la letra m para pegar, que sean sumamente vistosos y divertidos, al mismo tiempo que los recortes de las vocales sean de colores sumamente atractivos, de manera que al formar una palabra la imagen visual sea muy llamativa y entonces se interese en el significado de dicha palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *